FACTORES IMPORTANTES PARA TENER UNAS BUENAS PONEDORAS

13, marzo | Información de Interés | Sin comentarios
Las mejores Gallinas Ponedoras. Granja Pinseque.

  • Alimentación
  • Agua
  • Luz
  • Gallinero

 

La alimentación es un factor importantísimo para conseguir que sean buenas ponedoras. Cuando llegan a su casa, tienen 17 semanas, y no serán adultas hasta que alcancen las 35 semanas (más de 8 meses de edad). Es en esta fase, de las 17 a las 35 semanas, cuando necesitan una alimentación muy completa ya que todavía están creciendo y además comienzan a poner huevos. Su digestivo todavía es el de una pollita. Si no las alimentamos bien, no serán buenas ponedoras e iniciarán la puesta más tarde.

Un buen pienso, con un 17-18 % de proteína mínimo, y nada más durante estas semanas es la alimentación correcta. A partir de las 35 semanas se puede complementar su alimentación, si se desea aunque no es necesario, con restos de verdura en pequeñas cantidades.

 

   El agua, es fundamental que beban agua potable y limpia. Si beben agua contaminada pueden tener problemas intestinales que hará que no aprovechen bien todo lo que comen.

 

 

Las horas e intensidad de luz que reciben son determinantes para que la gallina ovule y por tanto para que ponga huevos.

La luz estimula una glándula llamada Hipófisis. Es

ta glándula libera unas hormonas (LH y FSH) que a través de la sangre llegan al ovario y al oviducto y regulan la maduración de los óvulos y la puesta. El ovario, a su vez, elimina otras hormonas (andrógenos) que son las responsables del crecimiento y turgencia de la cresta.

Evidentemente, hay una gran diferencia entre el invierno y el verano y, por tanto, si las dejamos solo con luz natural en invierno las gallinas tenderán a poner menos huevos, incluso a dejar de ponerlos (a menos horas de luz, menor cantidad de hormonas producirá la hipófisis)

Si quieres seguir disfrutando de sus huevos necesitarás añadir horas de luz artificial a su día a día.

Simplemente poniendo un programador y una bombilla de luz cálida (luz amarilla o anaranjada) les ayudará. Prográmalo para que se encienda a las 6 de la mañana y se apague sobre las 9 de la mañana. Por la tarde hay que darles luz desde las 17:30 hasta las 22:00. De esta manera tendrán 16 horas de luz y 8 de descanso.

Si tus gallinas son jóvenes y no les pones luz artificial tardarán en iniciar la puesta. Necesitarán días de luz creciente para que su hipófisis vaya liberando más cantidad de hormonas y ponga en marcha el mecanismo de la ovulación.

Si les pones luz iniciarán la puesta cuando su cuerpo alcance el peso necesario. Recordad, es muy importante que durante esa época de maduración (de las 17 a las 35 semanas de edad) se alimenten con un buen pienso que les aporte todo lo necesario para madurar y producir huevos (con un 17-18.5 % de proteína). En esta fase de su vida no son capaces de comer la misma cantidad que una gallina adulta pero sus necesidades nutricionales son muy altas. Siguen creciendo y a la vez comienzan a ovular. ¡Y no os olvidéis del agua! Siempre a su disposición y bien limpia.

El gallinero ideal debe estar bajo la sombra de un árbol de hoja caduca.

 En su interior, colocaremos los ponederos en la zona más oscura. No es conveniente poner mucha paja en el suelo ya que esto las invita a poner fuera de los ponederos. Con un poco de paja o viruta que absorba la humedad será suficiente.  No debe entrar luz sola directa, ya que los contrastes de luz les molestan mucho. Si quieren sol, ya saldrán al corral. Debe tener un ambiente agradable, ventilado, pero sin corrientes de aire. Dentro del gallinero se colocará la comida y el agua, evitando así atraer aves silvestres que puedan introducir enfermedades entre las ponedoras.

En este ENLACE podéis encontrar más detalles sobre dimensiones de gallinero y su equipamiento.

 ¡Esperamos que esta información os sea útil!

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha